La publicación especializada alemana Kfz-Rueckruf.de ha publicado la información, que fue confirmada por un portavoz de Audi. Según la publicación, el pasado octubre la compañía había tenido ya que llamar a revisión a 250.000 automóviles en los Estados Unidos debido al mismo problema.

Hasta el momento se han producido un par de docenas de incidentes y ninguna persona ha resultado afectada, ha indicado el portavoz de Audi, que ha señalado que los clientes deben desactivar el calefactor adicional y apagar inmediatamente el vehículo en caso de que perciban algún olor a quemado.