El mediocampista brasileño Kaká (Ricardo Izecson dos Santos Leite), galardonado en 2007 con el Balón de Oro y como el mejor jugador del mundo por la FIFA, anunció este domingo su retiro de las canchas, aunque admitió que recibió ofertas para seguir la carrera.

"Estoy muy consciente de que este es el momento de terminar mi carrera como jugador profesional", declaró Kaká, de 35 años, en una entrevista a la televisión Globo, realizada en plena cancha del estadio Morumbi, del Sao Paulo, equipo en el que debutó en 2001 y actuó hasta 2003.

 

Pese a revelar que recibió ofertas para seguir jugando, entre ellas, del Sao Paulo, resaltó que "es el momento de parar".

Kaká, que vistió la camiseta 'canarinha' en tres Mundiales (2002, 2006 y 2010) y tuvo su auge en el Milán italiano (2003 a 2009), dijo ahora que su objetivo es prepararse para "ejercer otra función en el fútbol, algo como un director deportivo", pero no dio mayores detalles, aunque se especula que podría trabajar en el Milán.

Durante la entrevista, Kaká recordó algunos de los principales momentos de su carrera y afirmó que el más duro fue la eliminación de la selección brasileña en el Mundial de 2006, cuando cayó ante Francia en cuartos de final.

"Aquella era una de las mejores selecciones brasileñas de la historia y perder así (0-1) fue muy difícil", lamentó.

A pesar de la derrota de Brasil en el Mundial de Alemania, Kaká siguió destacándose individualmente y, en 2007, tras conquistar la Liga de Campeones con Milán, se convirtió en el último jugador brasileño a recibir el premio del mejor jugador del mundo, antes del inicio de la hegemonía de los últimos 10 años de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, que en la ocasión, fueron superados por el brasileño.

Kaká comentó también su período en el Real Madrid en el que actuó entre 2009 y 2013 y que fue marcado por una serie de lesiones. "No fue lo que esperaba", admitió.

El mediocampista brasileño volvió al Milán una temporada más (2013-2014) y luego regresó al Sao Paulo, y desde 2015 militó en el club estadounidense Orlando City, el último de su carrera.

Tras el anuncio del retiro de Kaká, el astro brasileño Neymar, del PSG, publicó un homenaje a su ex compañero en las redes sociales. "Felicitaciones por tu trayectoria, hermano. Orgullo de haber hecho parte de tu carrera. Tú es un gran ejemplo para mí", escribió el actual "10" de la selección brasileña.

Asimismo, el delantero Alexandre Pato, que actúa en el momento en el fútbol chino, publicó dos fotos con Kaká, su compañero en el Milán y en el Sao Paulo. "Amigo, compañero e ídolo. Feliz por haber hecho parte de su historia! Suerte, mi hermano, en su nuevo desafío! Abrazos", escribió.

Luego que Kaká anunció oficialmente su retiro, el Sao Paulo, único club brasileño que tuvo el jugador en su elenco, publicó una nota en la que además de decir que Kaká es "un jugador que se despide lleno de conquistas que eternizarán su nombre en el fútbol mundial", afirma que el tricolor paulista "será siempre tu casa y sus puertas estarán siempre abiertas para ti".